Escapularios, medallitas, santitos, amuletos y demas chingaderitas

Hace como nueve años, mi mejor amiga Alejandra, me regaló un dije, era un OHM de coco con una base de plata y un hilito para amarrase. Muy chulo. Me lo puse y hasta la fecha no me lo he quitado, de hecho se rompió la letra sánscrita y solo queda un pedazo de plata con un cacho de coco. Pero según yo me sigue protegiendo igual.

Después de ese regalo, empece a viajar mucho, a varios países a presentar mis videos. Decidía empezarme a colgar santitos por donde pasaba, las vírgenes o patrones de la zona, para que me cuidaran. Me puse también escapularios nacionales de todos los colores y sabores, me encantan esas representaciones que parecen gifs de baja resolución. Me recuerdan los primeros íconos de mi mac.

Hoy los sigo trayendo, se siguen cayendo, haciendo así apariciones milagrosas en alguno de los lugares por donde paso. De vez en cuando, y cuando la ocasión lo amerita, me cuelgo uno nuevo. Ya huelen un poco a humedad, pero los lavo y les pongo loción todos los días.

No se cuando cuando me los quite. Ahora que se nos fue Rauschenberg, leí en la Jornada que él decía que “el mundo es enormemente rico, sólo hay que recolectar esa riqueza”.

Yo digo que cada quien sus rituales, hobies y creencias.
Y que por supuesto, traigo una parte de esa riqueza en mi cuello.

Amén.

Anuncios

One Response to Escapularios, medallitas, santitos, amuletos y demas chingaderitas

  1. Mirnuccia dice:

    Y no se los quita para nada? No huelen feo, neta?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: