Chamba

Mi apa de niño nos daba a mi hermano y a mi bolsas de tamarindos, las vendíamos en la primaria. La familia estaba en transición a mudarse del D. F. a Morelia. Yo tenía 8 o 9 años.

En Morelia durante sexto de primaria se me ocurrió hacer dibujos de superheroes como los Transformers y He-Man, mi padre sacaba un tiraje de fotocopias en su oficina, y yo los vendía para colorear. A peso el dibujo. Con eso me compraba ricas tortas de frijol con salsa valentina, un clásico local.

Durante la secundaria trabajamos mi hermano y yo un verano como albañiles en la construcción de nuestra casa en Morelia. Me gustaba comer tacos de sardinas en medio de ese peculiar olor a cemento fresco, eran una especie de afrodisiaco que después hizo florecer un peculiar amor por nuestro hogar. Orgullosamente ostentaba un letrero de cantera al frente que decía: Familia Llanos.

A principios de la prepa, a los 16, y en compañía del mejor amigo que tuve en la adolescencia: Horacio Berra, nos metimos de cargadores en una fábrica de bolsas de plástico y de pinches (ayudantes de cocineros) a un restaurante italiano. Queríamos ahorrar para comprar instrumentos musicales. No lo logramos, pero que buenas atascadas nos dábamos tras bambalinas, comíamos pasta, pizza y ensalada hasta decir basta.
Mas de una década después estaba pidiendo a mi novia en ese mismo lugar.

Un año después daba clases de natación a niños y bebes en Aquagym, la primera piscina moreliana de alta alcurnia. Era lindo. A mi no me podían pagar porque era menor de edad, entonces solo suplía a mi hermano.

Después me dediqué a estudiar como enajenado, me metía a N cantidad de cursos. Durante este periodo, la única chamba que tuve fue para una película de animación, entre otros compañeros diseñamos a los personajes, el proyecto lo dirigía Ulises Guzmán y lo supervisaba Carlos Carrera. El resultado final del cortometraje no se parece en nada a lo que habíamos ideado, pero esa ya no era nuestra chamba. Por ese trabajo, y a los 20 años, me estaba dando de alta en Hacienda como dibujante.

Hasta los 23 tuve mi primer trabajo de adevis, con horario y oficina, diseñaba una revista. Recuerdo que me ponía muy nervioso cuando las modelos iban a hacer casting, no podía trabajar. La revista era malérrima, pero aprendí a usar programas de diseño que hasta la fecha exploto. Después entre de creativo al ILCE y durante unos meses me di cuanta que las oficinas no eran para mi, o que la mejor oficina siempre esta casa.

A los 24, y envalentonado por haber ganado un concurso universitario de video en Venezuela, decidí dedicarme al freelance. Llevo 10 años inventándome mis entradas económicas, hemos hecho y deshecho todo tipo de cosas: festivales, expos, publicaciones, diseño, producción, tele, cine, publicidad, clases, cursos, conferencias, espionaje a petición, ilutraciones, asesorias, etc, etc.

Ahora ya hasta asistentes tengo y me encanta que jalan parejo, se llame la misión “tras la chuleta” o aportación cultural no deducible de esfuerzos. Tener un equipo nos permite cazar al mamut de manera mas cerceta y agarrando cada vez uno mas grande. Trabajo entre semana por lo menos 11 horas al día, trabajo los fines de semana también. No somos una mega-empresa o emporio, pero si unos complices entusiastas que nos gusta hacer MUCHAS cosas. Creo que lo que pasa es que el trabajo ha dejado de saber a obligación.

Por supuesto que no me da pena decir que soy un artista que se ejercita creativamente en otras áreas.

Dicen que soy medio workaholic.
Yo digo que hay peores casos, clínicos. A mi solo me gusta mucho lo que hago. Creo es una bendición, que agradezco todos los días, el poderme dedicar a hacer cosas que me gustan, tener trabajo.

Amén.

Anuncios

2 Responses to Chamba

  1. packo pasko dice:

    Hola ke passion fer:

    como estas hace millones de años luz ke no sabia nada de ti

    tu no me conoces pero una vez fuy a ver una instalación visual tuya y kede impresionado y me encanto tu trabajo en la casa españa

    y antes tenia un blog el cual se autodrestruyo por el bien del mundo hahaha en el cual escribí algo sobre Fernando Llanos y el 1 2 3

    hasta hace unos días atrás de repente en diario del excelsior una de mis passiones mañaneras leer el diario encontré en la sección de COMUNIDAD atrás hay otra sección ke se llama EXPRESIONES

    no habia tenido tiempo de meterme a tu blog pero ya veras ke aki me tendras como voyevurista y espero pronto volver abrir mi blog
    el cual se llamara “COOLTURA Y GULA VISUAL” , ya ke me considero un comelon y tragon del peckado mas sabroso la gula visual, yes yes mea culpa.

    en el diario pusieron una foto de tu blog y de otros mas
    y pues bro ke estes bien
    see you soon

    te dejo con lo ke escribieron

    16-Mayo-2008
    Blogs: ¡Al infinito y más allá!
    Patricia Cordero

    Diarios personales, foros de debate o simples plataformas de exposición, estos espacios se han convertido en la voz de miles de internautas con algo que decir

    Como diarios personales, espacios para el debate y la crítica, para hacer periodismo ciudadano o promover el ejercicio de la creación literaria, los blogs han abierto más canales de comunicación en la red.

    En estas bitácoras virtuales, cualquier persona puede escribir sobre lo que le guste o le disguste, le interese o le preocupe. En la red no hay censura, más que la del mismo autor.

    Si bien no hay cifras exactas de cuántos hay en el mundo, la variedad de temas es infinita, aunque predominan aquellos donde los cibernautas optan por relatar su vida cotidiana.

    “Es una forma increíblemente ágil de dar al ciudadano presencia mundial y relacionarlo con todos los grandes eventos, pero también con las pequeñas cosas cotidianas. Ese ciudadano puede ser desde el periodista más importante hasta un ama de casa o un estudiante, y puede manifestarse en relación con lo que pasa”, considera el investigador Héctor Perea, autor del libro La vía digital (Conaculta).

    Para el coordinador del Centro de Estudios Literarios de la UNAM es una herramienta útil en la comunicación de ida y vuelta.

    Esto debido a que los lectores tienen la oportunidad de comentar al autor sobre lo que han leído y éste, a su vez, de dar respuesta a esas inquietudes, lo cual es una de las virtudes de las bitácoras, a decir de algunos bloggers.

    “Lo que ayuda es generar vínculos con otros autores, comentarles a ellos y ahí empieza el intercambio de opiniones”, refiere el artista visual Fernando Llanos.

    Y el hecho de abrir una ventana al mundo íntimo no detiene a sus autores. Por el contrario, se está consciente de que la vida personal queda “archivada” y a la vista de millones de personas en la red.

    “Es un riesgo asumido por cada autor. Pero no es algo nuevo. Ya sucedió hace tiempo con las webcams y se asumía esa pérdida de la intimidad en función de que se conociera una vida. Creo que la gente después tenderá al recogimiento, a usar esos medios para transmitir las ideas propias y no la vida”, señala Perea.

    Hay plataformas de uso sencillo como Blogger o WordPress para dar de alta una bitácora en línea, o bien se pueden utilizar las herramientas que se incluyen en sitios como los de las redes sociales de MySpace, MSN Spaces, Hi5 o Facebook.

    Dada la velocidad del mundo contemporáneo, incluso existe el microblogging en Twitter, un servicio a través del cual el autor escribe ideas de tan sólo 140 caracteres.

    Así que, si tiene algo que decir, mañana que se celebra el Día de Internet, podría ser un buen pretexto para iniciar un blog.

  2. Lata dice:

    Wooow… qué chingón es leer un relato así e imaginarte de peón de obra.

    Nomás porque los albañiles pueden ser bien gañanes, pero me cae que cada vez que paso por una obra y los veo comer sus tacos de chile en vinagre, me dan ganas de detenerme y pedir uno pa mí solita.

    Te imaginé mesereando… y no me vas a creer lo que te voy a escribir. Justo ayer le decía a mi amiga y a mi amigo que se me antoja trabajar en una cafetería o en un restaurante, pero así por ratitos, el fin de semana, porque la chuleta, como bien dices, pues no vendría de ahí. Toy loca, eso pasa.

    ¿Dónde leo lo de la pedida de la novia en el restaurante? jajaja…

    El Ilce, lo conozco, por el tec de mty, right?

    ¿Eres diseñador gráfico?

    Ah, mi favorito: lo de los súper héroes para dibujar.

    Qué chingón, todo un empresario desde peque.
    je.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: