Nimiedades personales y demás tragedias dominicales

Hace poco vi en el telediario a una niña guerrillera que había sido violada en múltiples ocasiones desde los 15 años, aun con todo esto ella decía: hay que aprender a ser feliz. Súbitamente recordé tu espíritu guerrero y tu sonrisa.

Ayer soñé contigo, eras un gran agujero negro que tragaba toda la luz a su alrededor. Desperté sudando.

Y en este nublado y tranquilo domingo, donde según los noticieros este mundo esta cada vez más loco, yo le pido a la virgencita de Guadalupe que nos cuide mucho, en especial a ti.

Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: