Estimado vecino

junio 12, 2008

Tengo un vecino en la Romita que se ríe con la vida. Se empina una caguama todos los martes al fondo de la tienda de abarrotes de la esquina, se carcajea y le vale madres el mundo. Se ve feliz. Su mayor preocupación en esos momento se puede llamar gol, a favor o en contra.

Dicen que la ignorancia es una bendición. Recuerdo la preciosa película de los Idiotas de Lars Von Trier, el personaje principal decía: “What’s the idea of a society that gets richer and richer when it doesn’t make anyone happier? Being an idiot…is a luxury, but it is also a step forward. Idiots are the people of the future.”

Chales! A veces como me gustaría relajarme un poco, asumirme como un bendito ignorante, un perfecto idiota, o de menos un güey que puede disfrutar de su cerveza en martes y corear sin mayor preocupación la palabra gol.

Yo digo que esta de putamadre tener vecinos así, me ayudan a centrarme. Creo que uno puede resultar mas idiota si se complica la vida de manera gratuita y si no se da cuenta que hay que pasarla bien.

a.m._en la Romita.

Anuncios