Felicidad

Y de repente, mágicamente lo entendí todo. Todo estaba en su lugar y tenía una razón de ser.
La felicidad es un jarra de agua de limón en el refri, eso y no más.

Hoy he entendido que mas que padecer la neurosis de encontrar las 3 piezas que me faltan del rompecabezas, voy a disfrutar, a aplaudir y cantar por las 365 piezas que ya tengo armadas.

A veces hay que ser cínicos para encontrar la solución, a veces ni eso trae paz. La cosa es no buscar, sino dejarse encontrar. Ya lo dijo Chamfort: “Pasa con la felicidad como con los relojes, que los menos complicados son los que menos se estropean”.

Yo hoy me siento felizmente bendito, y  completo por tener fresca agüita de limón.
Alguien gusta?
🙂

Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: