Yo quiero

julio 2, 2008

A veces se vacía la jarra del agua de limón, esa que contiene la mentada felicidad, y nos toca a cada uno ir por más limones para hacer más agua. Así de fácil, nadie mas va ir por ellos, nadie más la va a hacer, y si alguien te comparte de su jarra, lo mínimo que se puede hacer es compartirle de la tuya. Pero uno no puede ir por la vida pensando que la jarra nunca se va a acabar, o que alguien mas la tiene que llenar.

Nietzsche decía: La felicidad del hombre tiene por nombre: “Yo quiero”.

Hoy mi amiga H, después de leer mi blog, me preguntó si estaba de capa caída. Estimada amiga, gracias por su mensaje, pero no se preocupe, tamos bien, seguimos sonriendo y disfrutando de las memorias rinostálgicas y el sabor cursiagridulce. Quizá usted perciba eso de momento porque estoy en el proceso de llenar a tope mi jarra naranja para poder compartir.

Amén.

Anuncios