Anécdota nocturna

julio 30, 2008

Hace poco, después de darle muchas vueltas en mi cabeza, decidí inscribirme a un sitio en internet para encontrar pareja. Lev Manovich me dijo que a él le había funcionado y que para los workaholics que no nos despegamos del ordenador era una estrategia casi incuestionable. Así que le hice caso y siguiendo el consejo de una amiga que ya consiguió novio italiano, llegue a un sitio donde por 20 euros (300 pesitos) puedes quesque conectar chamaconas.

La diferencia de ligar en hi5 o facebook es que ahí puedes asumir que estas pendejeando, “haciendo amigos”, hablar de redes sociales y demas. Cuando ya pagas una lana, tienes que montar tu foto, contestar cuestionarios nada breves diciendo quien eres, que ofreces y que buscas, la ecuación se complica un poco mas. Las cosas toman otro tono.

El primer paso, después de pagar, es saber que nick escoges, y desde ahí se comienza a definir todo. Uno nace con su nombre y lo asume como sea, pero auto bautizarte demanda huevos, creatividad y cierto cinismo. Ponerte de nick bienlinda86 o soydivina1971 o puchakiller, ta cabrón!

Después viene escoger la foto. Los que tiene con que, se venden, los que no, ni la montan o se van por el zoom out. También salir abrazando a un perro es muy difertente que salir en liguero. A veces creo que todo en esta vida es que tienes y si no, con que compensas.

Al final, antes de empezar el chismógrafo sobre preferencias, gustos y status económico y anatómico, escoges una frase que te defina. Mientras pensaba la mía leía cosos como: “Hola, soy una persona normal, osea odiosa como casi todo el mundo…”, o “Busco alguien sincero que me quiera”. No me imagino a alguien en un sitio así buscando alguien mentiroso que la odie, pero bueno, desde las palabras e imágenes  que escogemos estamos definiendo quienes somos, a que le tiramos y que creemos que nos merecemos.

Según un estudio publicado en el Atlas del Comportamiento Sexual Humano hoy en día el 38% de las parejas se conocen por internet, y el 18% por el móvil. Mis padres no se conocieron ni de una, ni de la otra manera, pero mis padres tampoco proyectaban videos por las calles.

De momento no he pasado de chatear con una mujer regordeta de 49 años de Orizaba, cuyo hobbie es coleccionar piolines (tiene mas de 100!). Pero soy optimista y perseverante, y se que en lo que son peras o manzanas, por lo menos ya subimos las posibilidades de encontrar un medio mango, una sandia entera o una pera en dulce.

Y bueno, para cerrar la anécdota, mi nick fue mi apellido y mi frase creo fue contundente.
Llanos dice: “Rey en busca de reina para conquistar el mundo”.

Amén.

Anuncios