Mi selva

Mi departamento es como un chihuahueño, chiquito y chulo. A mi me encanta. Justo en la entrada tengo mi pequeño jardín. Más que pequeño es milimétrico porque esta construido de ocho macetas (una tiene forma de rinoceronte). Tengo una savia, una camelina (o bugambilia como le dicen el DF), un trebol que me traje de Seoul y otras muy simpáticas que no me se su nombre.

La primera planta que tuve era una cosa rara azul con rojo, y la bauticé Selva. La tenía en una maceta de cristal azul. Se me murió de un susto cuando sin querer la deje caer de un tercer piso. Nunca se recuperó.

A las plantas las aprendí a querer en casa de Arcangel, cuando compartía casa con él en Tapachula. Creo que fue Arc quien me dijo una preciosa frase china que empezaría mi diminuto gusto por la jardinería casera:

“Si quieres ser feliz una hora, embriágate.
Si quieres ser feliz un día, mata un cerdo.
Si quieres ser feliz una semana, haz un viaje.
Si quieres ser feliz un año, cásate.
Si quieres ser feliz toda tu vida, cultiva un huerto”

Yo, aparte de embriagarme, comerme a un cerdo, hacer un viaje y casarme, cuidaré con mucho cariño mi jardín, mi pequeña selva personal.

Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: