A por todas!

boxs

B:
Nunca fui peleonero, combatiente y competitivo si, mucho. Agresivo aveces, pero solo de manera verbal y en casos necesarios. Ora que si ya estamos entrados en situaciones de combate físico, puedo ser sanguinario y ojete, medio culero como dicen por ahí, así que prefiero no enojarme y resolver todo con la divina palabra. La verdad, un animalote de 100 kilos y casi dos metros que no sabe medir su fuerza es mejor, para él y los demás, en estado buena onda.

O:
Al box me acerqué por pura curiosidad, esta fue instaurada por Guillermo Arriaga cuando en varias ocasiones en el set o en algún viaje me enseñaba algunos trucos de como pararme, como acomodar los brazos o como chamaquear al contrincante.

Hace un año decidí tomar clases en forma para ver de que iba, y lo mas agradable y sorprendente fue disfrutar del agotamiento que te produce un entrenamiento tan fuerte. Se dice que un boxeador puede perder hasta 3 kilos en una pelea. El cansancio después de cada sesión era brutalmente delicioso. Recuerdo que terminaba con todo el cuerpo adolorido y me metía a la cama nada mas a temblar, no me podía mover, y por alguna torcida razón me gustaba esa sensación.

Llevaba poco tiempo entrenando y ya me quería subir al ring. En un encuentro amistoso, y de un golpe directo, me dislocaron el hombro izquierdo. Ahí se acabaron mis pretensiones como boxeador.

X:
Siempre he dicho que una carrera de futbolista no se hace con un solo gol, tampoco creo que una pelea se gane de un solo golpe, y en términos de mi profesión, no creo que nadie nos vaya a recordar por una sola pieza. Hay que hacer muchas cosas, proyectos y objetos, variados y macizos. Lo entiendo un poco como boxear, hay que dar un golpe, mientras se esta pensando en el otro, es una cuestión de combinaciones las que pueden generar una mella en el enemigo. Y todo se da, por supuesto, bien parado.

Alguna vez dijo Mohammed Ali “Los campeones no se hacen en el gimnasio, los campeones estan hechos de algo que esta muy dentro de ellos -un deseo, un sueño, una visión. Tienen que tener la estamina del último minuto, tienen que ser un poco más rápidos, tienen que tener las capacidades y la voluntad. Pero la voluntad tiene que ser más fuerte que la habilidad.”

Yo digo, bien parado y en posición ofensiva, que voy con todo y a por todas!

Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: