el azar

ellas

Hace poco me encontré, por mera casualidad y en una fiesta, a una chica inteligente, linda e interesante. Es la hermana de una amiga de la roomate de una ex que es comadre de mi prima adoptiva que vive en Canadá.

Ayer, en una noche de luna llena me fui a curiosear a su habitat, y resultó ser una pintora que trabaja con mínimos recursos no repetitivos que van reconstruyendo el vacío a través de sutiles presencias. Me gustó su sencillez, sus respiros espaciales y su silencio. Con todo el tacto que suelo tener para preguntar muchas cosas metódicamente cuando conozco a alguien, le pregunté que para ella qué era el arte, y me dijo que algo que se sentía en la panza.

Al final de la visita le dije que había sido una agradable sorpresa conocerla en este viaje llamado vida, y le pregunté que cuando nos volvíamos a ver. Me dijo que lo dejáramos al azar.

Charles Nicolle decía que “El azar solo favorece a quien sabe cortejarlo”. Y si de cortejo va, yo, con los huevos bien puestos, digo que si sentir cosas en la panza es un arte, a mi me gustaría sentirlo con un personaje así.

Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: