Casting

marzo 23, 2009

chics

Desde que corté con la alemana, hace más de año y medio, he gritado a los cuatro vientos que estoy haciendo un casting para encontrar a la mujer que tenga EL papel protagónico en mi vida. Ha sido una tarea algo difícil, la he buscado en mi colonia, en mis 1711 contactos de feisbuc, entre mis amigas y los amigas de mis amigos, entre las parientes lejanas de mis más cercanas amistades, en mis giras por otros países y en los giros concéntricos que doy por la ciudad, en citas a ciegas arregladas por cómplices, en una nueva sonrisa o en un viejo amor, corriendo, trabajando, tocando, comiendo, entre las sabanas o a veces hasta entre documentos laborales. Constantemente en foco, listo para la gran escena.

La he buscado entre mis recuerdos y entre mis esperanzas. En un link que no vuelvo a encontrar (pero que se que existe) y con un navegador que googlea sin brújula. Creyendo en la tenacidad o en el azar, en el destino o la voluntad. Buscando en aquellas que se parecen a ti y también en todas aquellas que son diametralmente diferentes. He buscado aquí, allá, acullá, hasta allá, desde acá, así y asá…

Sin duda he encontrado personajes memorables, sorprendentes, interesantísimos y muy coquetos, de esos que le hacen a uno entender el infinito, o por lo menos empezar a sentirlo, pero no he podido coincidir con el personaje que creo estar buscando y que también me este buscando a mí.

Dicen que Cortazar dijo en Rayuela: “…andaba sin buscarte sabiendo que era para encontrarte”.

Yo digo, hoy lunes 23 de marzo, que me he cansando de buscar. Que a partir de este momento me dejaré encontrar. A veces el sol por más que se siga no se alcanza, por más perseverancia que se tenga solo queda esperarlo a que vuelva a pasar.

Amén.

Anuncios

Aquí y ahora

marzo 20, 2009

robertas2

Estaba pensando en cincuenta y ocho pendejadas: pendientes y proyectos, cuando llego Roberta, que cuenta con solo cuatro vueltas al sol. Vino a decirme que ya sabía brincar con los dos pies al mismo tiempo y que por la noche pensaba cenar Danonino mientras veía sus caricaturas favoritas. Lo dijo con un rostro bañado en plenitud, y con la certeza que solo se tienen a esa edad.

Yo digo que no se debe de cuestionar la palabra de alguien quien osa hoy en día ponerse una corona, que hoy he aprendido que la vida siempre puede ser más sencilla y uno siempre puede ser más feliz si regresa a disfrutar de lo básico.

Amén


Una colección de momentos

marzo 15, 2009

df-azuls

Un cumpleaños 51 lleno de panitas tirando al arco a 31 yardas y hablando sin música de fondo. Ejercicios mentales que me siguen sorprendiendo.

Una guitarra azul que me recuerda a una caja musical naranja, que me hace tanto sonreír como querer llorar.

Una desvelada de más de 48 horas para poder capitalizar los sueños, hacer viables mis caprichos creativos.

Uno, y otro, y otro juguete nuevo, que me permite responder más rápido y mejor.

Una mano con un contador de personas en el número 471, 250 personas afuera y una sala que responde con respiraciones cuatroscientas setenta y un veces más que si estuviera uno solo ahí con un par de ingleses.

Un Chamaco roncando sobre la almohada. Sin mas, ni menos.

Un amor que no se encuentra y otro que se quiere dejar de encontrar. Una bendición que estoy aprendiendo a dejar de maldecir.

Un tequila doble que parecía triple, diría mi Madre bajo influencias televisivas, y el recuerdo de un centro tan bonito como vivo: mágico solía decir.

Un ver el sol con los ojos cerrados para sentir su calor en mi corazón.

Otra invitación a compartir en otras latitudes, en un mundo tan grande y yo con tantas ganas de comérmelo a mordidas y sin masticar.

Una semana llena de cosas que agradezco.

Una frase: Leonora Carrington dijo alguna vez “Tengo el horrible presentimiento de que voy a perder la belleza antes de saber que hacer con ella…”

Hoy domingo, cuasi primaveral, es un buen día, me se feliz, con ganas de inventar una nueva canción. Me se dueño de una linda colección de momentos, y que este domingo no me importa mucho que será de ella, si no lo que soy yo con ella.

Amén.


La tan inesperada muerte

marzo 7, 2009

marianas

Mi computadora se chacalio, las dio, entregó los tennis y se fue a descansar a la Matrix. Esto me agarró a la mitad de un ritmo laboral complicado. Descanse en paz Chamacona.

Mariana, mi vecina colombiana, me dijo el otro día que su abuela murió al caer de dos pisos, que se recargo en un barandal invisible que no existía y se alcanzó a romper unas cuantas cosas.
Después soltó una sana carcajada y siguió tocando su acordeón.

Robespierre decía que “la muerte es el comienzo de la inmortalidad”.

Yo no digo nada, me rió como mi vecina, apechugo, me sacrifico y me compró una nueva compu, ahora de 17 pulgadas no más. Viva el buen humor ante las impredecibles tragedias.

Amén.