La tan inesperada muerte

marianas

Mi computadora se chacalio, las dio, entregó los tennis y se fue a descansar a la Matrix. Esto me agarró a la mitad de un ritmo laboral complicado. Descanse en paz Chamacona.

Mariana, mi vecina colombiana, me dijo el otro día que su abuela murió al caer de dos pisos, que se recargo en un barandal invisible que no existía y se alcanzó a romper unas cuantas cosas.
Después soltó una sana carcajada y siguió tocando su acordeón.

Robespierre decía que “la muerte es el comienzo de la inmortalidad”.

Yo no digo nada, me rió como mi vecina, apechugo, me sacrifico y me compró una nueva compu, ahora de 17 pulgadas no más. Viva el buen humor ante las impredecibles tragedias.

Amén.

Una respuesta a La tan inesperada muerte

  1. Dyane Häggen dice:

    jejeje ay es horrible cuando ello ocurre!!! y lo digo por la compu! No me ha tocado perder a mis abues todavía. Suerte con tu nueva compu! Hazle una limpia antes de empezar a cargar tus archivos jajajaja
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: