Un optimismo maduro

buzons

Hoy encontré mi primera cana pectoral. Gris tirándole a blanca, justo al centro del pecho. En esa zona donde hace algunos años tenía acne. La vi y me dio risa, esa risa nerviosa como cuando encuentras algo que no andabas buscando, y que te dice muchas cosas de sopetón

El FONCA dice que en este país uno es joven creador hasta los 34 años, a partir de los 35 uno puede seguir siendo creador, pero joven ya no. Por lo visto me queda poca juventud ante los parámetros de mi país…misma que pienso saborear tanto como mi futura jovial-madurez.

Decía Neil Gaiman en un comic gringo que el precio por vivir es morir, y hace poco leí en una nota del periódico Reforma que el optimismo era hereditario, que se llevaba en los genes.

Así que hoy yo decido celebrar la vida ante esta pequeña señal de tiempo en mi persona, digo que las canas se deben de ostentar como condecoraciones al valor, al esfuerzo y a la santa chinga. Pienso que se deben de peinar y no pintar, además por lo menos las mías son mágicas, mientras se acarician se pueden pedir deseos que se cumplen en los cumpleaños de luna llena.

Mañana, durante la conferencia en el Claustro de Sor Juana, portaré una camiseta ranchera, abierta en el pecho, luciendo al centro orgullosamente mi cana, esa que esta más cerca de mi corazón.

Amén.

Anuncios

2 Responses to Un optimismo maduro

  1. Dixie dice:

    pues las canas son sexies y mas en el pecho jojojo

  2. cecilia dice:

    santa chinga… me encantó esa frase, se la voy a robar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: