La necesaria locura

sergios

Mi amigo Sergio es un químico que la hace de empresario, pero para el bien de este país también la hace de gestor y promotor cultural. Ayer comí con él y le pregunté como es que empezó a dedicarse al mundo del arte y me dijo: “Después de los treintas uno puede escoger entre ser triste, aburrido o loco. Triste cuando comparas siempre tu presente con el pasado, aburrido cuando crees que tienes que seguir ciertos pasos establecidos en la vida, loco cuando te das cuenta que este día, hoy, es el primero del resto de tu vida.”

En ese refrescante tono, yo digo que el mundo, sobre todo el empresarial, necesita más locos como él, que apuesten por sus locuras.

Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: