esc

cham_amsts

Salí del D. F. con prisas, corriendo hacia el aeropuerto, sudando y stresao  para variar. Adelanté mi boleto una semana por si la alerta sanitaria y la paranoia colectiva seguían al volante de la gran ciudad, no fueran a cerrar el intercambio humano aéreo y me pasaran a perjudicar. No se en que va terminar tan influyente telenovela, pero definitivamente prefiero saberlo a la distancia. Seguramente  tendrá un final feliz mediático que seguirá maquillando una tragedia anquilosada en la historia oficial mexicana: aquí no pasa nada, y cuando pasa, al rato todo mundo lo olvida.

De momento nos vamos, Chamaco y yo, no puedo arriesgar la pequeña gira que me organicé por Suiza y España para este mes de mayo. Euros, puntuación curricular y una rica paseada más vale garantizar. Huimos a las Europas, rumbo a Suiza, y en una escala en Amsterdam, le tomo su primera foto a mijo después de marcar territorio.

Pese a que todos sabemos que la muerte es parte de la vida, a todos nos incomoda el momento en que nos pasan la factura. Platón decía que “La atención a la salud es el obstáculo más grande para la vida”. Y bueno, no todos tenemos la tranquilidad de sabernos constantemente parte de este ciclo vital que termina en no-vital, pero yo digo que mientras más se pueda aplazar cumplirlo, mejor.

Amén.

Anuncios

One Response to esc

  1. mi vida! el chamacon esta precioso. Asi que protagonista del festival?
    saludos hasta su cielo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: