buenas · acciones

julio 29, 2009

prisions

Hoy ha sido un día de buenas acciones:

· Presté mi cámara HD a una amiga que estaba en problemas, nunca la presto, siempre la rento. Pero su abuelo esta en el hospital, se gastaron toda la pasta y me pareció una mínima ayuda para que ella pudiera ganar unos cuantos pesos.

· Una vecina me pidió mi coche, se lo llevo para poder chambiar. No me cuesta nada, no me gusta manejar y esta semana estaré encerrado revisando unos proyectos en casa.

· Un amigo muy cercano se llevo mi proyector de video, que para hacer unos murales. ¡Como no! Con mucho gusto, para eso son los juguetes y para eso están los amigos.

· Doné una copia de mi archivo al Laboratorio Arte Alameda, dicen que es la aportación más grande que tienen de momento de un artista mexicano de nuevos medios para su nuevo archivo. Me dará mucho gusto poder direccionar a investigadores y curadores que siempre piden referencias, por supuesto en horarios de oficina y con la posibilidad de conocer a más personajes.

· Le presté mi bici a mi nueva asistente, para que vaya y venga de su casa al trabajo. Es una alemana que quiso venir a hacer su servicio social conmigo. Es lo mínimo que uno puede hacer por alguien que te ayuda y no cobra.

No soy altruista, solo creo que es necesario ayudar cuando se puede, y generalmente siempre se puede. Los economistas dicen que es bueno invertir en acciones, que mejor si son buenas. Además, todo préstamo tarde que temprano regresa.

Tom Stoppard decía “cada salida es una entrada a algún lugar.” Yo digo que si tengo salud, una adorada familia, harto trabajo, y a dos chihuahueños follando por todo el depa que me hacen reír, cada buena acción puede ser una manera de seguir salpicando lo generoso que ha sido la vida con uno. La entrada a la mejor de las salidas.

· amén ·

Anuncios

Amor y sexo a primera vista

julio 28, 2009

cojins

Hoy, por fin, después de tres largos años, Chamaco probó por primera vez las mieles del amor. Trufa, una preciosa chihuahueña chocolate, fue la responsable. Desde que se vieron ya estaban puestísimos a perpetuar la especie. Se conocieron en el patio de la vecindad donde habitamos, y en la primera salida al parque Chamaco ya estaba investigando el cómo y el por dónde.

Como la novia de’mijo llego en horarios de oficina, les dejé la suit presidencial en lo que yo seguía chambiando en la sala-comedor-bodega-oficina. Solo los interrumpí brevemente para capturar en una iPhonografía la consumación de su pasión. Dos chihuahueños follando sobre una cobija de Amor eterno, aquella que retrata el romance entre el Popocatepetl y la Iztlaccihuatl, era algo que había que inmortalizar.

No se si esto es pornografía canófila, explotación sexual cuadrúpeda, un atentando contra el buen gusto y la privacidad de estos dos pequeños en su momento culmen, o una simple aberración mía por documentar y compartirlo todo.

Mi querida amiga Suspi me dijo alguna vez: “…tu virtud y tu defecto es el mismo: contarlo todo!”. Yo digo que para eso es este blog, que solo es por 365 posteos, que seguramente viene de una mala combinación entre influencia exhibicionista profesional y necesidad terapéutica urgente, y que bueno, por lo que vi ni al Chamaco ni a la Trufa les incomodo.

Regresé a trabajar a mi escritorio. Después de dejarlos encerrados más de una hora, entre y les toqué con mi guitarra una canción di’amor post-coitum. Chamaco estaba agotado, mi nuera Trufita se veía contenta.

Y si, que viva el amor, el sexo, y todas sus mezclas, derivados y malentendidos!

Amén.


un ovni

julio 25, 2009

ufos

Hoy vi un OVNI y su inusual aparición me hizo sonreír todo el día.

Ahí estaba, pequeño, flotando, metálico, y cuando lo quise ver con mayor detenimiento y quizás hasta tomarle una foto, en un parpadeo desapareció. Eran las 7 de la mañana y yo iba por Viaducto rumbo al aeropuerto.

Hace 17 años que no veía algo así. La primera vez que vi OVNIS, varios, los vi junto con mi hermano, en estado de ebriedad en Morelia, mientras nos saltábamos la barda de la casa de mis padres para escaparnos a retomar la fiesta en el barrio de al lado.

Fue algo hermoso, una serie de luces -algunas de colores- en un caos y desorden total, que en cuestión de milésimas de segundo se alinearon y salieron disparadas al infinito y más allá. Angelical. Inspirracional.

Casi diez años después, ayudándole a Maris Bustamante con una serie de entrevistas sobre la transdisciplina, conocí a un astronauta mexicano, Ricardo. Dicen que por cada astronauta que sube al espacio, hay cuatro reservas en la banca, el decía ser más que eso. Según su versión él era mejor que Rodolfo Neri, pero al ser pelirrojo y de tez blanca no podía perpetuarse en la historia como el primer astronauta mexicano. Sería políticamente incorrecto y cosmonáuticamente irreverente.

Por supuesto en cuando tuve la oportunidad le pregunté su opinión sobre los OVNIS, los extraterrestres, el área 51 y su opinión sobre las STAR WARS. Me dijo que eso no existía, que era imposible, y que casi-casí era un pendejo por creer en esas cosas. “¿Cómo sabes que eso que vieron no fue un fenómeno visual atmosférico?” decía en un tono algo molesto.

Ante mi poco rigor científico, ante mi carencia de información para poder refutarle sobre lo que habíamos visto con las neuronas alegres de charanda, y ante mi desbordada fe en la presencia de algo más inteligente que el hombre en la tierra, la discusión no se explayo mucho.

Pero hoy, hoy vi un OVNI y su inusual aparición me hizo sentirme acompañado durante todo el vuelo a Tijuana.

Y como siempre he dicho, sonriendo, no estamos solos.

Amén.


Un posteo rojo

julio 21, 2009

allendes

En Santiago de Chile existe el Museo de la Solidaridad, se hizo con la donación de artistas de todo el mundo, en apoyo a la campaña presidencial de Allende a principios de los sesentas. Calder, Miro, Picasso, Stella, Tapies, Chillida, todos se cooperaron.

Para los que desconocemos la historia de Sudamérica o de Chile, vale la pena revisar la historia de Salvador Allende, fue la vanguardia latinoamericana socialista que llegaba al poder vía la democracia. Y por si fuera poco, era una persona muy allegada a los artistas, se dice que decía que prefería pagarle a un maestro, que a un general. También Regis Debray dijo que “Se consideraba a sí mismo un caballero de la esperanza, un Robin Hood”, tanto que Richard Nixon se refería a el como “That son of a bitch, that bastard…”. Citas que nos hacen más apetecible al personaje.

Yo nunca me he sentido un mártir de Coyoacán, hermano del Che Guevara, hippie Armani o socialista desechable, pero cada que tengo la oportunidad de salpicarme con la info de estas grandes personalidades, de estos movimientos rojos tan nobles, me siento con unas urgentes ganas de revisarlos más a fondo.

Ayer conseguimos cerrar el presupuesto para comisionar a 25 cómplices y amigos míos piezas para una muestra que estamos armando pal’ 2010. En la medida de mis posibilidades, creo que cada uno puede hacer algo bueno por los demás, desde su propia trinchera. No en vano hice una expo en el CCE en el 2003 que se llamó: Un, dos, tres por mi y por todos mis compañeros.

Y bueno, así nació la primera colección de arte contemporáneo en Chile, y así se mantiene mi gusto por la buena onda colectiva.

Amén.


Café con piernas

julio 17, 2009

cafes

En Santiago de Chile, existe una curiosa tradición en el giro de las cafeterías, la modalidad de ir a beber café y ser atendido por chicas en bikini. En los tradicionales se hace sin baile, sin cerveza y sin desnudos. Simplemente te sirven café. A estos lugares les llaman “Café con piernas”.

Los hay con variaciones más sutiles, como la cadena Café Haití donde las chicas están vestidas como colegialas porno, pero no se quitan nada, o más subidos de tono como el Bora en Valparaiso, donde ya instalaron un tubo al centro de la cafetería.

Dicen que empezaron a existir después de la dictadura, por ahí de mediados de los 70’s, como una manera de “destaparse”. Originalmente era solo ver y conversar, actualmente, en algunos establecimientos, en la compra de un jugo (de $ 5, 000 pesos chilenos) la chica se baja de la barra y se te frota durante dos canciones de la rocola. Reggaetón sobre todo se escucha.

Fui en un scouting por la curiosidad de entender mejor la cultura chilena, y para tener un juicio bastante amplió a la hora de opinar recorrí cinco de estas locaciones acompañado de otros dos artistas madrileños. Paredes con globos rojos en forma de corazón, espejos, Marylin’s y Yuyitos, la fémina exageradamente buenísima de Condorito -el mayor comic Chileno-, adornaban las paredes mientras una luz negra solo dejaba ver bordes de lencerías o bikinis.

La barra tiene un diseño muy eficaz, es muy baja, pero con una base muy alta, te permite constantemente estar viendo las piernas justo a la altura de tu café. Es muy angosta, para que no solo veas las piernas de la chica que te atiende, sino el trasero de la que le toco al de enfrente.

El protocolo es muy propio, demasiado familiar pero formal, extraño. Te saludan de beso, te preguntan tu nombre y te preguntan que vas a tomar. Probé el peor café de mi vida, eso sí, acompañado de varios excelentes pares de piernas.

Me gusta tratar de entender a un país cuando viajo, y tratar de conocer el manejo de su sexualidad me parece fascinante. En este caso, la breve aproximación fue con su manera peculiar de vender café.

Franz Kafka decía que “el mal es aquello que nos distrae”. Yo digo que prefiero distraerme con unas piernas que con cafeína. Y no bebo café, pero en Chile bien podría aprender a beberlo.

Amén.


Buscando el gol

julio 12, 2009

iphones

De regreso a Sudamérica. Ida y vuelta en la misma semana. En esta ocasión me trajeron a Santiago de Chile para participar en una exposición que coordina el SEACEX. Es la primera vez que vengo a conocer el espacio y los curadores con un año de antelación para hacer una pieza-intervención exprofeso. Es una expo colectiva con más de 20 artistas, entre ellos varios que respeto y admiro como el amigo Rafa Lozano-Hemmer, los madrileños de Democracia o Priscilla Monge.

Pienso que cuando te invitan a participar con una pieza, es como estar por tirar un penalti, si lo fallas todos te van a odiar y a olvidar, si lo metes y haces un bonito gol, la gente lo va a recordar y aplaudir. Y ya va uno de gane siempre que lo invitan a pasar a la cancha, pero hay que jugar con todo y buscar anotar para que lo vuelvan a uno a invitar al partido.

Y como aquel futbolista que esta por cobrar el penal, la verdad me siento nervioso y muy contento. Quiero pensar que esta es una oportunidad para hacer algo más grande y complejo de lo que hemos venido haciendo, creo que puede ser dar un paso en un peldaño pa’rriba. Siempre me sorprende que me inviten a participar haciendo cosas, supongo que aparte de suerte algo estaremos haciendo bien. Lo único que se por seguro, es que estoy muy agradecido por tener una vida en la que hago lo que me gusta, me pagan por hacerlo y por si fuera poco hasta me toca pasearme harto.

Los cristianos dicen que “el hombre que camina con Dios, siempre llega a su destino”. Yo digo que todo va a salir bien, que seguro anotaremos otro gol, que por encima de mis nervios, siempre estará la entrega, la honestidad y/o el cinismo, alguna que otra capacidad bien aprovechada y por supuesto, la bendición de Dios.

Amén.


Una poesía

julio 7, 2009

traslados

Hay que bancar un pasado,
para no tener que hipotecar un futuro.

Hay que explotar en presente,
para no economizar en memorias.

Hay que llorar a tope,
para sonreír sin treguas.

Hay que saber perder,
para poder ganar (o por lo menos empatar).

Hay que morfarse todo,
para poder beber de todo.

Hay que darnos un beso,
pa’saber de que lado masca  la   i g u a n a.

Hay tanto por hacer contigo,
para poder deshacer conmigo.

Hay un tu en un mí,
para poder regresar al origen.

Amén.