Las reglas del juego

chihuass

La vida es un juego, en el más sano de los casos se puede uno divertir, y en el mejor de los casos uno puede apostar y ganar, pero en el peor de los casos no se entiende como tal, se padece y se olvida uno como era que se jugaba y conjugaba.

Estas son algunas de mis reglas que sugiero para entretenerse con el día a día:

La buena actitud acompañada de una sonrisa, vale un punto. Una buena compañía con una sonrisa vale dos puntos. Tres puntos para el que no requiera ni la compañía ni la sonrisa para ser feliz, pero para poder acreditarlos tiene que compartir el secreto de cómo llegar al gocé autista.

Valen 5 puntos los pensamientos constructivos, siempre y cuando pienses en el nosotros antes del yo. Los pensamientos egocentristas, que promuevan el sano autoestima, valen 1 punto, pero solo se pueden tener 5 al día.

Se vale repetir el nombre de una chica como mantra todo el día, si es exnovia se pierden 3 puntos, si es pretendienta se ganan 5, pero si es amor platónico se pierde el tiempo y si tu chica es la que repite tu nombre, se gana la partida.

No se vale el hubiera y el a lo mejor, el quizás propone un empate y el deseo bien canalizado te da puntos extra, a donde quiera que vayas, sea lo que juegues.

Las ganas de llorar son un comodín, si es por catarsis emocional son dos puntos más, si es por conflicto no resuelto se restan dichos puntos, el problema es saber cuando aplica cada caso.

El que baile más exótico gana la siguiente puntuación: 1 punto si es en un bar, 2 si es una boda, 3 si es en un velorio.

Chiflar una canción te da medio punto por minuto, cantarla en la regadera da 2, pero tocarla en una cama acompañado da el número que pensaste, por 7.

Y es que las cosas son para tomarse muy en serio, pero con una aproximación nada acartonada. Con un buqué lúdico se vive y sobrevive todo mejor.

Viswanathan Anand, ex-Campeón Mundial de ajedrez decía: “Si pienso, juego mal”. Yo digo que en esta vida se vale todo, desde seguir tu instinto hasta inventar tus propias reglas y porqué no, romperlas de vez en cuando.

Amén.

Una respuesta a Las reglas del juego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: