Ego

chales

el otro
Cuando iba en la preparatoria, nos pusieron una dinámica de escribirnos cosas en la espalda, unos a otros, sin ver quien te lo decía ni saber qué. Todavía guardo ese papel porque creo que dicen cosas muy chistosas sobre mi persona, frases como: “Eres alguien que puede llegar muy alto”, “Optimista”, “Alegre”, “Que por dentro tiene algo especial que no quiere demostrar”, “Siempre busca el lado amable”, “Sincero”, “Demasiado sincero”, “Buen dibujante con una mente muy amplia y libre”, “Buen amigo” y “Misterioso”. Eso era lo que algunos compañeritos de la escuela pensaban de mi hace diez y seis años.

Ese mismo año, el último de la prepa, mi maestra de psicología me puso una nota en mi examen final junto a la calificación, decía “Cuida de tu amor hacía los demás”.

Y es que durante esos años me apodaban Nasty. Tenía ciertas incapacidades para llevarme con los demás, eso aunado a una apatía total por hacerlo. Y si a esto, en provincia, le sumas un poco de punk y un metro noventa y dos centímetros de adolescencia pura, el resultado es una etiqueta que me segregaba de los demás y orgullosamente portaba.

la autoafirmación

Yo soy sateluco por nacimiento, moreliano por adopción y chilango por necesidad. Me dedico al amplió mundo de la creatividad enfrascada en diferentes presentaciones. Soy un super-heroe sateluco, el único que existe, que yo sepa…hasta el momento. Soy un personaje hecho y derecho, hecho a mano y con harto amor, diría yo humildemente que con calidad de exportación. Todo un hombre de 35 años en 99 kilos y viceversa.

Y no, no soy un pinche bambi, soy un ciervo de 12 puntas, un encabronado premio mayor. No soy la botana, soy el plato fuerte, y de esos caros, que no necesitan papas ni ensalada al lado, y tampoco incluyen refresco.

miedo
Hace poco entrevisté a José Luis Cuevas, le pregunté que porqué se fotografiaba y dibujaba tanto, me vio a los ojos, con una mirada aterradora me dijo: “Es que le tengo mucho miedo a la muerte”. Le creí y sentí ternura, empatía. Yo no creo tener ese miedo a la muerte, quizá mi miedo va mas ligado a la soledad. Y dicen que soy egocentrista, todo lo contrario, simplemente creo promover un sano autoestima para poder sobrevivir y/o convivir con todas mis chaquetas mentales. Y si, quizá me falta mucho por aprender, pero para eso estamos echándole ganitas en el aquí y el ahora.

Amén.

Una respuesta a Ego

  1. Paloma dice:

    El egocentrismo. Gran tema. Llevan toda una era diciéndonos que pensar en nosotros mismos está mal, que hay que anteponer al prójimo y que buscar el propio placer es abonimable. No lo creo.

    (No lo creas, por favor).

    Pensar en sí mismo, creo yo, es uno de los más grandes favores que uno le puede hacer al resto, a la humanidad entera. De hecho, debería ser un deber: nos hace falta pensarnos, descubrirnos, reconocernos. En ocasiones, nos somos prácticamente ajenos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: