Maneifesto disolutivo

enero 2, 2010

Ante la contundente realidad que atraviesa nuestro maravillante país y para empezar un año de 10, exigimos -más no proponemos-, el modelo de la escuela de arquitectura de Fresnillo, como un arma adredosa en el exitoso camino para la disolución del machismo fascista y el chisme de pueblo.

Los que cascan el conceptos deben de amachinarse con la prole, apechugando las exigentes exigencias exigidas por las circustancias de la globalización y el mundo-e.

La proponencia en concreto te maneja lo que son los siguientes puntos:

1. Defender ante todo el paroxismo colectivo, por encima del individual e institucional. Compartir y copiar no es robar.

2. Dejar de lado lo apantallativo y ejercer la concentrancia en lo meramente medular, sin reborujar estilos ni importarlos de naiden.

3. Silogismo tropical: Es sabido bien mucho y desdenantes que “todo lo naco es chido”, por lo tanto “todo lo chido ps’ es naco” mas sin embrago, no todo lo narco esta chido.

4. Sin descartar a Descartes, descartamos la petulencia intelecto-retentiva.

5. Neologismos y post-cantinflismos a favor del léxico de cantina. Larga vida a la picardía mexicana de adevis.

6. Viva la bastardización de estilos y el copi+peisteo: el huichol norteño, la cumbia lunática y rebajada, el punketón, la pirecua electrónica, el bugalón huasteco y el perreo agogo, entre tantas otras.

7. Cualquier punto omitido en el presente menyfiesto queda a escrutiño de los adyecentes.

Por una vida harto feliz y llena de creatividat.

Amén.

Anuncios