Un capricho creativo

Los gustos que se puede uno dar en esta vida tienen su peso y su razón de ser, le dan sentido al ejercicio de la voluntad y el libre albedrío: quiero, puedo, voy. Por mis huevos – dicen por ahí.

Hoy tocamos con MI REYNA en Los Angeles, comparten el escenario con nosotros el chelista Philip Bynoe (Chelista de Steve Vai) y el percusionista Julio Figueroa (ha tocado con Michael Jackson, Gloria Trevi y Sergio Arau). A veces no puedo creer lo afortunado que somos, a veces no creo que es solo suerte sino las causidencia que se dan con aquellos que disfrutamos de levantarnos temprano para seguir empujando el bote.

João Cabral de Melo Neto decía en su poema “El artista inconfesable”:

“Hacer lo que sea es inútil.
No hacer nada es inútil.
Pero entre hacer y no hacer
más vale lo inútil del hacer.
Pero no hacer para olvidarse
que es inútil: nunca el olvidar.
Pero hacer lo inútil sabiendo
que es inútil, y bien sabiendo
que es inútil y que su sentido
no será siquiera presentido,
hacer: porque ello es más difícil
que no hacer, y difícil-
mente se podrá decir
con más desdén, o si no decir
con más claridad al lector Nadie
que lo hecho lo fue para nadie.”

Yo digo que: hoy como mañana, no me quedaré con las ganas.

Amén.

Una respuesta a Un capricho creativo

  1. Lala dice:

    Hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa
    bajo el sol: un tiempo para nacer y un tiempo para morir, un tiempo para plantar y un tiempo para arrancarlo plantado; un tiempo para matar y un tiempo para curar, un tiempo para demoler y un tiempo para edificar; un tiempo para llorar y un tiempo para reír, un tiempo para lamentarse y un tiempo para bailar; un tiempo para arrojar piedras
    y un tiempo para recogerlas, un tiempo para abrazarse
    y un tiempo para separarse; un tiempo para buscar
    y un tiempo para perder, un tiempo para guardar y un tiempo para tirar; un tiempo para rasgar y un tiempo para coser, un tiempo para callar y un tiempo para hablar; un tiempo para amar y un tiempo para odiar,
    un tiempo de guerra y un tiempo de paz.

    ¿Qué provecho obtiene el trabajador con su esfuerzo? Yo vi la tarea que Dios impuso a los hombres
    para que se ocupen de ella. Él hizo todas las cosas apropiadas a su tiempo, pero también puso en el corazón del hombre el sentido del tiempo pasado y futuro, sin que el hombre pueda descubrir
    la obra que hace Dios desde el principio hasta el fin.
    Yo comprendí que lo único bueno para el hombre
    es alegrarse y buscar el bienestar en la vida.
    Después de todo, que un hombre coma y beba
    y goce del bienestar con su esfuerzo,
    eso es un don de Dios. Yo reconocí que todo lo que hace Dios dura para siempre: no hay que añadirle ni quitarle nada, y Dios obra así para que
    se tenga temor en su presencia. Lo que es, ya fue antes, lo que ha de ser, ya existió, y Dios va en busca de lo que es fugaz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: