Buscando goles

Ayer crucé el Rio de la Plata para ver un partido de futbol: La semifinal del mundial 2010 entre Uruguay y Holanda. Dicen las lenguas rioplatenses que hace sesenta años que no llegaban a este nivel.

No me interesa mucho este deporte pero si el fenomeno antropológico que representa: me rebasa el fanatismo y la enajenacion que mucha gente profesa para el Dios pelota. Creo que la gente se toma muy enserio algo que solo debia entretener o ayudar a ejercitar, pero eso lo digo como una cualidad: Es interesante la pasión que la gente se toma demasiado en serio.

Durante el viaje en el buquebus encontré a un porteño con Maradona tatuado en el tobillo, vestido con su camisa de Argentina, viajaba al país vecino con la misma meta que yo, “Es que allá no pudimos festejar” me confesó. Al encallar el barco se escucharon porras: Uruguay! Uruguay! El clima es terrible pero el ambiente es genial, no para de llover pero hoy este puerto huele a historia.

Este pequeño milagro celeste tiene varias razones para sorprender, una de ellas numérica: hay tres millones de habitantes en el Uruguay y ese mismo número es el que tiene registrado Brasil como jugadores profesionales, quienes no llegaron hasta donde están ellos.

Vine porque quise vivir la copa del mundo en tres ciudades de América Latina: México, Buenos Aires y Montevideo. Quería conocer y poder comparar su manera de apoyar, festejar o asumir. Fue una buena idea, me sorprendió lo que viví, tres declaraciones ejemplifican lo mencionado, la de su Presidente, dijo: “Ya ganamos, nos dieron dignidad y si no tenemos cancha tenemos calle”; la de Tabárez, el director técnico de Uruguay: “Estamos en una fiesta que no nos invitaron”; la del locutor en la mega-pantalla de la Plaza Libertad: “Esto es un juego, diviertanse, nos tardamos 60 años en llegar a esta alegría”.

Ayer por la noche, cuando toda la América era Uruguay, supe que así vale la pena vivir una derrota: dimensionando las cosas y sin perder el suelo, ojalá aprendamos de este gran pequeño país.

Amén.

2 respuestas a Buscando goles

  1. Koquis dice:

    asi es…las pasiones alimentan de alguna forma el alma…por donde lo queramos ver y cada cabeza a su modo, pero es un hecho vivimos de ellas y hacer lo que nos gusta o ver y disfrutar lo que nos gusta es una manera de sentir el extasis de vivir! Saludos desde Riviera! Y Manuela? cuando nos platicas de ella?

  2. Suspi dice:

    Fer, a ti que te gustan las masas y la pasion! tenias que haber estado ayer en Madrid en la felebracion!!! APOTEÓSICO! VISTE LAS IMÁGENES?
    ALUCINANTE!
    BESOSSSSSS
    S.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: