¡Viva México!

Al igual que a mi familia, a mi país siempre lo voy a festejar en sus fechas especiales. Como con mi chihuahueño Chamaco, no importa si realmente festejo el mismo día que me dijeron que había nacido, lo que importa es demostrarle mi cariño y mi apoyo de manera especial, por lo menos una vez al año. Creo que, como con una novia, hay que gritar a los cuatro vientos lo mucho que se le quiere. A mi me gusta mostrar todo ese orgullo que me da formar parte de este pedazo de tierra.

A México no le puedo recriminar nada, le doy gracias por todo lo bueno que me ha heredado: una historia, un idioma, un imaginario colectivo fascinante, una gastronomía espectacular, etc. Pero a quien si le puedo reclamar son a las personas que trabajan en su nombre y hacen mal su trabajo. A todos aquellos que en lugar de sumarle al país, le están restando: a los hacen mal su trabajo, a los que quitan oportunidades y  desaparecen opciones, a los que roban al vecino o estafan a sus clientes,  a todos esos que creen que no se puede mejorar nuestra realidad.

Pero ellos no son México, son personas con nombre, apellido y a veces cargos públicos, individuos que se les puede señalar y se les debe de denunciar. Hay muchas versiones de lo que dicen que dijo Hidalgo hace muchos años, pero todas terminan con la misma frase: “¡Muera el mal gobierno!”. Así que como bien sabemos, festejar y gritar no están peleados.

Aparte, el problema no es festejar, lo crítico es cuanto te gastas en el festejo, y si eso implica descuidar otras áreas prioritarias para el bienestar de la nación, entonces eres un inconsciente y un irresponsable, una persona que no esta haciendo bien su trabajo.

Pero como toda fiesta, los reclamos se deben (o debieron) de hacer en su momento y en otro contexto. Yo digo que hoy festejaré de la mejor manera que puedo, trabajando, montando la retrospectiva de Felipe Ehrenberg en la Pinacoteca de Sao Paulo. Como otros millones de mexicanos, haré mi mejor esfuerzo por que el nombre de México suene mejor de lo que ahora suena. Ya por la noche brindaré con unas caipiriñas de agua de coco con uvas verde, a falta de mezcal, cachaca.

Amén.

Una respuesta a ¡Viva México!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: