Escuadrón 201

El 22 de mayo de 1942 nuestro país decidió entrar en la Segunda Guerra Mundial. Motivo: el hundimiento de dos buques petroleros mexicanos por parte de submarinos alemanes. Alfonso Cuéllar Ponce de León, Sargento primero, nos dice lo que todos podemos imaginar, pero pocos confirmaron: la razón por la cual México mandó a la guerra solo a un Escuadrón, y no a una unidad terrestre, fue simplemente por números, cuestión de presupuesto. Las unidades que manejaban los gringos eran de 15, 000 hombres por “división”, y solo de 300 pilotos por Escuadrón Aéreo. La primera opción representaba casi el 40% del ejercito de aquellos tiempos, era una opción totalmente inviable, así que nuestro país solo mandó una pequeña y simbólica aportación… ¡Y eso que fueron a pelear con aviones del vecino del norte!

Aún así, le costó al gobierno mexicano 3 millones de dólares mandar a 290 militares a Filipinas durante seis meses para atacar a las potencias del Eje. El resto del ejercito se quedó en las costas del pacífico por si una invasión se llevaba acabo. De los 290 valientes las dos primeras bajas se tuvieron volando en los campos de entrenamiento en Brownsville, Texas; hubo otro que se atrasó y tuvo que alcanzar al Escuadrón en el estado de San Luis Potosí; y uno más, El General Castarica, que desertó y desapareció del mapa. Cinco más perdieron posteriormente la vida en combate durante las 59 misiones aéreas con que se apoyó a los Estados Unidos. De los 282 que regresaron con vida hace 66 años, hoy en día solo quedan 12 vivos, de esta docena conocí el sábado pasado a la mitad.

Estos guerreros, también conocidos como “Las Águilas Aztecas” se embarcaron con una jauría gringa y salieron el 24 de julio de 1944 rumbo a las Islas Filipinas. Durante el trayecto, y para matar el tiempo, se organizaron algunas actividades recreativas abordo: peleas de box donde “el Tarzán López” se surtió a varios güeros, partidas de ajedrez donde un tal Jurado ganó una partida simultánea a 15 de sus compañeros, y palomazos esporádicos de un trío que tocaba güapangos con guitarras que les faltaban cuerdas.

Los mexicanos querían demostrarles al US ARMY sus habilidades, así que el Capitán Reynaldo Perez impuso la modalidad de dar “barriles” (vueltas sobre el eje del avión) para festejar el ataque recién efectuado. Por esta razón fue bautizado como “Pancho Pistolas”, en honor al gallo de Walt Disney que representaba a México en la película “Los tres caballeros”. Como consecuencia se adoptó de mascota para el resto de las Fuerzas Aéreas Mexicanas del 201. No se pudo dibujar en los aviones que piloteaban, pero si en la cola de uno derribado y en algunos cazas. Esta caricatura en el ala de un avión derribado fue el escenario donde se pueden ver algunas tomas hechas en cine del famoso trío cantando en las selvas filipinas. Y pensar que dicho personaje fue inspirado en uno de los símbolos más representativos de esos momentos: Jorge Negrete.

Otra curiosidad dentro de esta historia eran los mensajes que le pintaron los mexicanos a las bombas de 500 libras que dejaron caer sobre la Isla de Formosa, hoy mejor conocida como Taiwan. Eran frases como “Ahí te va este taquito, Hiroíto”, “Para que dejes de comer tortillas”, o “Viaje a Tokio con cariño, Tequila 1000 litros”. Cabe aclarar que la razón por la cual combatían en Asia y no en Europa es porque Alemania ya se había rendido y solo quedaba Japón en pie de guerra.

En los tiempos que vive nuestro país es difícil no hablar de la guerra, pero es bueno poder aderezar y balancear este término con otros básicos como memoria e historia, para saber sumar la experiencia de otros y dimensionar mejor la situación. El capitán Manuel Cervantes Ramos dijo el finde pasado: “No somos héroes, héroes son los que murieron allá. Nosotros solo servimos a nuestra patria”. Yo digo que sería bueno que todos sirviéramos a nuestra patria, de las mil y un formas que lo aclama a gritos, para que menos héroes tengan que morir y cada vez valoremos más nuestra libertad y soberanía.

Amén.

4 respuestas a Escuadrón 201

  1. buena tarde hola quisiera decirles que mi papá aun vive y el perteneció al glorioso escuadrón 201 como mecánico aviador y el se llama Francisco Hernández Reyes y aparte de él existe todavía otro Sr que se llama Agustín Castro también del escuadrón 201 por favor no olviden que aún quedan sobrevivientes de éste grupo mi papá se retiro cómo teniente y tiene mucha historia que contar muchas gracias por su atención y ojala y álguien pudiera contactarse por medio de éste correo para darles más información muchas gracias por dejarme éste pequeño espacio gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: