Sobre el correr

Llevo tiempo corriendo, me gusta este deporte por varias razones: la primera es de carácter hedonista, corro porque siento que me mantiene en forma, es la manera más rápida de quemar  calorías, razón por la cual puedo comer más sin empezar a inflarme como globo, ademas con el ejercicio tu cerebro libera sustancias placenteras que te acompañan todo el día. La segunda es más creativa, trotar de alguna manera me permite oxigenar mis ideas y refrescar mis pensamientos, recuerden que cuando se corre no solo se corre, se piensa, se ajustan emociones y se sudan aberraciones. La tercera razón es más topográfica, considero que solo así, a pie, es que se puede dimensionar una avenida, una colonia, una ciudad. Me encanta correr cuando estoy de visita en otro país, solo a esa velocidad y desde esa perspectiva se puede trazar un mapa vivencial de esa nueva geografía.

Comencé a correr cuando una vecina muy guapa me preguntó a medio reventón: ¿Te gusta correr?, la vi y dije:  No me gusta…¡me fascina! Ese fin de semana estábamos en la pista del Sope en el Bosque de Chapultepec a las 7 de la mañana, ella corriendo y yo sufriendo. Sin embargo por el gusto de verla diario comencé a correr regularmente por las mañanas, hasta que como todo los hábitos y vicios, le agarras el gusto o de perdis le pierdes el asco. Así nació esta pequeña pasión por una actividad que hasta la fecha realizo. Se ha ido perfeccionando y profesionalizando un poco más, ya corrí varios medios maratones, y estoy pensando que en una de esas me chuto uno completo.

Corró periódicamente también en las carreras que se han puesto de moda en todo el planeta, y si, tienen su encanto, no se puede imagina la adrenalina medieval que se vive cuando se corre en la misma dirección y con el mismo uniforme junto a 12, 000 personas, o lo emotivo que es superar el dolor físico estimulado por una simple porra o grito de aliento de un desconocido. Para mi las carreras son ríos de emociones, de estímulos, paréntesis mentales para reordenar ideas y acomodar las viseras, son la oportunidad de demostrarnos que somos más de lo que pensamos, pesar nuestro esfuerzo, calar nuestro llanto, medir nuevas satisfacciones y ejercitar nuestra perseverancia.

En ese mar de gente que comparte la calle con uno en una carrera de 5, 10, 16 o 21 kilómetros, hay muchísimos que personalizan su camiseta con frases, hay unas geniales, por ejemplo: “Luis no me sigas, vamos juntos”, “No es sudor, mis células de grade están llorando. Susie Te Amo” o “Rajarse no es una opción”.

Ahora que estoy haciendo mi primer largometraje, me gusta pensar en un paralelo entre correr largas distancias y armar una historia más compleja y ambiciosa. Uno se prepara de una manera similar en ambos ambiciosos proyectos de largo aliento, corriendo cada vez más largas distancias, concentrándose cada vez más, sufriendo y sonriendo cada vez mejor. Todos los que terminan son campeones por el hecho de llegar a la meta, no mas que unos tiran a ganar y otros no más a llegar. Cuando corrí mi tercer medio marathón me pinté con un plumón indeleble la siguiente frase: ¡Va por México!. Yo digo que en ambos casos, cuando corro y al hacer mi trabajo, se lo dedico a este pedazo de tierra que tanto quiero, para sacarlo del hoyo en el que esta se merece el esfuerzo diario de cada uno de nosotros.

Amén.

Una respuesta a Sobre el correr

  1. Dream dice:

    Es fascinante la manera en la que lo describes, yo por mucho tiempo deje de mover mi cuerpo, olvide lo que era sentir “volar”, traspasar el tiempo con el esfuerzo realizado. Hace poco comencé a trotar, poco a poco. Al principio fue tremendamente frustraste darme cuenta que mis músculos los tenia atrofiados y sin condición. Comencé en la playa, a la una de la tarde donde la arena hacia más pesadas mis piernas… después de 15 días de hacer lo mismo todo los días me fue gratificante. Por supuesto aun no corro con esa condición excelente, pero estoy en el camino. Y si, realmente se despeja la mente y deja en el camino las aberraciones, a pesar del cansancio físico te inyectas energía para todo el santo día y descubrir que puedes rebasar los límites que creías que tenias.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: