El eterno motivo

Dibujé durante dos meses los 420 cuadros del storyboard de Amores Perros, esa acción kamikaze, cuya finalidad mundana era poder primordialmente pagar la renta y posteriormente entender algo del proceso creativo cinematográfico, me hizo acreedor a una tendinitis en el codo derecho, razón por la cual terminé el trabajo dibujando con la mano izquierda.

Al poco tiempo y después de haber tomado un respiro de esa experiencia, se me ocurrió que seria buena idea saber cual podría ser el récord Guinness de la mayor cantidad de horas dibujando sin parar. Para dicho experimento decidí que la mejor idea era dibujar a una mujer, a una que considerara extremadamente bella. Así que le marqué por teléfono al bombón más espectacular que tenía en mi agenda, una amiga de muchos años que contaba con todos los atributos donados por la madre naturaleza y el padre genética.

Le propuse un domingo inusual: que me dejara dibujarla todo el día hasta no poder trazar más, ella, que aparte de ser hermosa era regüena onda, dijo que sí. Así que llegó el séptimo día, y se apareció a las 8 de la mañana dispuesta a cumplir simultáneamente la función de conejillo de indias y musa. Había comprado la libreta más grande que tenía en existencia la tienda, junté todas mis herramientas: pinceles, carboncillos, plumillas, lápices y tintas, y me programé para disfrutar toda el día entre el goce estético y el desarrollo profesional. Quería saborear desde la ociosa complicidad por conocer un límite absurdo, disfrutar la manualidad y la terapia ocupacional de dicha ocurrencia, vivir el asombro retiniano por su anatomía y ejercitar el ameno juego de trazar puntos, líneas y planos sobre el papel.

Algo que disfruto de sobremanera de la acción de dibujar, es que se puede combinar con otras acciones placenteras: comer, beber, escuchar música y platicar. Por eso disfruto tanto ir a Lilit a los “Martes de tintos y tintas”. Algunas congéneres míos se juntan a jugar fútbol en el Ajusco, yo me junto con otros seres de mi misma especie a disfrutar de los trazos y los tragos. Deporte y arte, maravillosos pretextos culturales para convivir y conocer al otro. Y de alguna manera esta idea juntaba un poco de ambos, la acción buscaba un extremo físico que se viera reflejado en un proceso gráfico.

La jornada fue antológica, dibujé todo lo que pude ver: ombligos, uñas, pelo, ojos, cejas, labios, dientes. Arrugas, pliegos, manchas, lunares y texturas. Respiros, suspiros, ideas, miedos, afinidades, asombros y tensiones. Futuros recuerdos que quería se quedaran en ese papel de la mejor manera. Es impresionante como otra persona puede convertirse en un motivo formal infinito a explorar, y lo glorioso de esta relación artista-modelo era el diálogo que mantuvimos durante horas, no se limitó a una observación clínica, si no en un pretexto para conocernos más.

El día se nos fue, la tarde pasó y la noche llegó no’ más a interrumpir. La dibujé por más de trece horas y al final se tuvo que ir porque al parecer la tendinitis no iba a llegar jamás y ella tenía una vida que seguir. Desde ese experimento fallido trato de medir la atracción o fascinación por otra persona en el número de horas que podría dibujarla. Para esta generación tan dispersa que nos toco vivir, el poder enfocar la atención durante un periodo de tiempo, sin mirar de reojo al teléfono inteligente, es un lujo que sabe cada vez más a placer. Pablo Picasso decía que “para dibujar hay que cerrar los ojos y cantar”, yo digo, más que cerrarlos, el secreto en este tipo de situaciones esta en poder mirar al otro de frente y dibujar a duo un canto sin final.

Amén.

Anuncios

3 Responses to El eterno motivo

  1. junn8 dice:

    que lindo escribís Fernando!

  2. Natalia perez dice:

    Me encanto!!!!

  3. Kathy dice:

    esto tiene tanto tiempo que uff!!!

    Diras que para que escribir aqui, pero ajajajaja me encanto tu historia, y eso que estaba buscando inspiración para un tatuaje que me quiero hacer.

    Like a este comment!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: