Pasiada

junio 29, 2008

A Chamaco y a mi nos encanta salir a dar la vuelta en la bicicleta.

El dice que lo que mas le gusta es el sol en su cara y el viento en sus orejas.
A mi me llena por el desgaste físico que implica y tanto me gusta, y por el cafresismo extremo con la música en el iphone que me da mis dosis de adrenalina.

Yo digo que en una ciudad como el DF es necesario adoptar este tipo de medio de transporte si queremos mejorar la calidad de vida de los que la habitamos. Hoy domingo saldremos a pasear juntos de nuevo.

Amén.


Felicidad

junio 26, 2008

Y de repente, mágicamente lo entendí todo. Todo estaba en su lugar y tenía una razón de ser.
La felicidad es un jarra de agua de limón en el refri, eso y no más.

Hoy he entendido que mas que padecer la neurosis de encontrar las 3 piezas que me faltan del rompecabezas, voy a disfrutar, a aplaudir y cantar por las 365 piezas que ya tengo armadas.

A veces hay que ser cínicos para encontrar la solución, a veces ni eso trae paz. La cosa es no buscar, sino dejarse encontrar. Ya lo dijo Chamfort: “Pasa con la felicidad como con los relojes, que los menos complicados son los que menos se estropean”.

Yo hoy me siento felizmente bendito, y  completo por tener fresca agüita de limón.
Alguien gusta?
🙂

Amén.


Sombras nada más

junio 26, 2008

La vida se empeña en que aprenda la misma lección, en los últimos meses he terminado en la misma circunstancia de callejón sin salida con diferentes mujeres. Es impresionante como por más que trato de saltarme los patrones que repito, aparecen una y otra vez.

Los árabes dicen: El hombre no puede saltar fuera de su sombra.

Yo ya no se si asumirme sombra, tratar de seguir brincando mas alto e ignorar a los árabes.

Creo que ya son muchas oportunidades, aprenderé a manejar esa situación y darle la vuelta, cambiar de escenario y pasar al siguiente nivel.

I’iñor.

Amén.


La vida es un pastel

junio 25, 2008

Probablemente engorda pero es muy sabrosa.
Tiene dos ingredientes, uno tiene derecho a escoger solo uno, el otro es sorpresa y te lo heredan.
Hay infinidad de sabores y combinaciones, pero cada quien tiene su favorito, unos se casan con un sabor toda la vida, otros brinca del sabor del mes, al sabor de año, al sabor de la década.
Hay quienes le dan su mordidota y se atascan sin problema. Otros prefieren chiquitearselo.

Alfred Hitchcock decía: “For me, the cinema is not a slice of life, but a piece of cake.”

A mi en lo personal no me gusta conformarme con las moronas, me gusta servirme con la cuchara grande y sin hacerme de la boca chiquita.

Y la verdad me gustaría pensar que se vale servirse más de una vez.

Amén.


Complicaciones

junio 24, 2008

Vemos un poste en la calle con chingos de cables.
Se escucha el ruido del metro a lo lejos, y los pasos de la gente al caminar.

Escuchamos una voz en off, rasposa, como de recién levantado después de una pachanga algo colgada, dice:
“Creo que me gustan las mujeres complicadas, pese a todo lo que me queje de ellas, termino mas interesado en mujeres complejas que sencillas.”

Corte a la toma de un videoblog, la textura cambia, es un video pixeleado y mal codificado, vemos a una chica bastante mal en un hospital. Es la hermana de Emma que nos dice viendo a la cámara: “Escoge tus peleas, tus disgustos, tus alegrías…la vida es muy breve para enojarse por cualquier pendejada”. Se corta el video.

Negros, la canción de Detalles arranca junto con los créditos: Poste as himself.

amen_zen.

* en honor a las hermanas de Emma que no conocí.


Mi casa

junio 23, 2008

Violeta Luna, escritora ecuatoriana, dice en su poema “Cada uno”:

Yo quiero hacer mi casa a mi manera
sin puertas ni cortinas.
La quiero dulce y tibia
en medio del camino de tus brazos.

El cielo de esta ciudad que todo lo envuelve nos abraza hoy a ti y a mi.
Y mientras el soundtrack siga corriendo, que las posibilidades se concreten.

Amén.


Xochimilco

junio 22, 2008

La última vez que fui tuve la fortuna de presenciar en la chinampa cantar a Lila Downs. Era la despedida de Felipe Ehrenberg y se organizó una pequeña reunión con sus seres queridos. Nunca había visto a alguien cantar con toda el alma a tan corta distancia. Fue fenomenal.

Hay días, o noches, como hoy, que se me antoja echarme un tequilita y cantar esas canciones que calan. No mas por el puro gusto de sentir, sentir empatía por los caídos, los revolcados. No todos semos Pedro Infante, pero si todos sabemos de lo que habla.

A mi el gusto por la música ranchera, los mariachis y demas cuestiones nacionales se me dio tarde, pero se me dio con ganas. Jesus Jáuregui en su libro “el Mariachi” cita a Salvador Novo: Los norteamericanos se han domesticado a tomar a los mariachis como el símbolo vivo de un mexicanismo que resume todas las virtudes que se nos imputan…”.

Hoy sábado me quedaré en casa, a tocar la guitarra y brindar con Chamaco. A lamerme las heridas con sal y limón. A la salud de Lila, de Felipe, de mi familia y los que leen este blog.

Ajjjuuuaaaaa y amén.

pd. Para todo aquel que comente en este post, le mando a su correo-e un fragmento del audio de ese día en Xochimilco. Un pedacito de eso que Lila dejo en nuestro corazón.